viernes, 14 de enero de 2011

Definición de la investigación Histórica

Por Elizabeth Plazas

Definición de la Investigación Histórica

La Historia es la ciencia de los hechos pasados y estos hechos pasados se dan en un entorno social. Dicho de otra forma la historia se construye en sociedad, se alimenta de ella y al mismo tiempo la sociedad no puede comprenderse a si misma ausente de esta simbiosis.

Esta afirmación toma gran importancia cuando se piensa en la formación y participación del individuo en el horizonte de  la PAZ, ya que su objeto de trabajo tiene que ver con los hechos sociales, cualquiera que sea el origen, desarrollo, actores con los que se va a trabajar. En tal caso la historia brinda ciertos fundamentos epistemológicos y sociales que se hacen útiles a la hora de entender el presente del país, la región, el continente y el mundo. 

La historia dentro de las Ciencias Sociales ha ganado terreno debido a la facultad de reconocer los beneficios de la interdisciplinariedad y la transversalidad mutua  y en particular en el terreno de las Ciencias de la Comunicación donde  estas últimas se han convertido en fuente de conocimiento y generadoras de mecanismos de cambio.  Por lo tanto la historia se hace vital en la formación de todos los profesionales ya que deben ser  conscientes de su presente y de las necesidades de cambio  de un país o del mundo, al cual se  ven abocados cada día por  los hechos de conflicto y a las dificultades de todo tipo que afronta la humanidad.

En el siguiente   artículo se  toman en cuenta los aspectos característicos de la indagación histórica y los elementos  fundamentales para la construcción de conocimiento desde el ámbito de la formación en general en contenidos Sociales así como los conceptos básicos para llevar a cabo una  investigación desde las problemáticas sociales y los actores sociales.

Individuo y sociedad: Objeto y fin de la Historia.

El hombre nace inserto en la sociedad  y allí es donde el individuo se desarrolla como ser social. Este es el principio que comparten no solo las Ciencias Sociales y Humanas sino en particular la Comunicación y la Historia. Así, la historia trata los hechos humanos y por ende los temas de la sociedad donde  a la luz de la indagación objetiva, desde allí se  alcanza la comprensión  de la realidad y de los diversos puntos de vista sobre los problemas que aquejan al hombre y la comunidad. 

Durante todo el proceso la comunicación  tiene que ver de una u otra forma por la condición exclusivamente humana que la caracteriza, a través de la cual se llevan a cabo intercambios de todo tipo. Desde que el hombre se hizo hombre, la naturaleza lo ha privilegiado con esa superioridad que está íntimamente relacionada con la comunicación y la memoria ambas se hallan imbricadas en cada estadio  del desarrollo de la humanidad, cada suceso o acontecimiento donde se ponen en juego las destrezas, el poder, los anhelos y la sabiduría del individuo y la sociedad.   

Cabe señalar que en el desarrollo de la investigación, la comunicación tiene un papel fundamental ya que  aporta al proceso de indagación desde la perspectiva del dato Histórico, la información pertinente acerca de las situaciones problemicas que atraviesa un conglomerado. En este sentido es claro que dentro de las ciencias sociales, la historia y la comunicación comparten el mismo  objeto de estudio es decir, la sociedad y el individuo.    Es por eso hoy por hoy,  se hace fundamental acercarse a la historia no con ojos de desengaño o anhelos de reparación, sino más bien con el impulso certero de que es allí donde se pueden dar opciones de reflexión y comprensión para el cambio y la paz. Por eso la posición que se asume en este texto, propende por mirar hacia atrás en situación de equilibrio y discreción para atender  esos aspectos de la sociedad que hasta ahora han pasado desapercibidos y que de una u otra forma deben hacerse visibles para bien de todos.

Problemática social:

Se entiende por Problemática Social a todo aquello que centraliza la unidad de un Movimiento Social, Organización, o comunidad, lo cual  se puede dar en aspectos como los religiosos,  geográficos, políticos,  ambientales, culturales y sociales. Cabe recordar que la identificación de los   Movimientos Sociales se da  desde la diversidad en las relaciones  manifiestas en  la etnia, la desprotección, la pobreza, la inclusión- exclusión social, el hambre, la indiferencia social, la participación política o social, la inadaptación social y la marginación entre otros. En este orden de ideas, los movimientos sociales trascienden hoy las posturas ideológicas anteriores que enmarcaban los análisis de las problemáticas sociales en esquemas bipolares en donde las ideologías se concebían como únicas y casi exclusivas en la comprensión de las relaciones sociales. 

“ Al identificar nuevas formas de opresión que sobrepasan las relaciones de producción, y ni siquiera son específicas de ellas, como son la guerra, la polución, el machismo, el racismo o el productivismo; y al abogar por un nuevo paradigma social, menos basado en la riqueza y en el bienestar material, en la cultura y la calidad de vida, denuncian los NMSs, con una radicalidad sin precedentes, los excesos de regulación de la modernidad” 1.

En  Colombia y en América Latina las problemáticas   están estrechamente relacionadas con aquellas necesidades sociales que se ven insatisfechas por una u otra razón,  es en este ámbito donde  se perciben las necesidades o la insatisfacción de ellas, como vulneraciones al individuo que no se restringe exclusivamente a la no-satisfacción de las necesidades  sino a la condición ilimitada de estas.  
La inconformidad  política, social, cultural y económica,  se  sostiene entonces en  contextos por sí mismos desventajosos para una minoría oculta o no visible en la sociedad. Es por esta razón,  que se dan diversas manifestaciones y acciones  sociales que buscan compensar de una u otra forma estas dificultades, por lo tanto es importante mirar hacia atrás y develar desde las fuentes las posibles causas de tales situaciones. 

Como ya se dijo las necesidades sociales de cuya insatisfacción se desprenden los problemas sociales, se encuentran en sectores como  la salud, la vivienda, la educación, las obras públicas, la justicia y los recursos económicos. Pero en todos ellos  deben considerarse el  importante papel de la comunicación como  refuerzo o  acento sobre una u otra problemática social. Por eso  las necesidades cualquiera que sea el caso, refieren a contextos socio económicos  y culturales particulares que no pueden ni deben homogenizarse con una generalidad sobretodo en nuestros paises en donde además de las dificultades enfrentadas por sectores diversos en diferentes regiones, hay  consideraciones  mediáticas que ejercen claves determinantes en los destinos de muchos puntos de vista y de las propias acciones sobre las mismas problemáticas.

“Los medios no solo informan, educan y entretienen. También seleccionan, establecen relevancias, proponen temas y perspectivas de tratamiento, deciden las fuentes y marginan voces. Ellos organizan los acontecimientos de acuerdo con sus estructuras (ideológicas, tecnológicas y empresariales) y lenguajes, que se caracterizan cada vez más, por la velocidad , la síntesis y la simplicidad....Los medios tienen la  posibilidad de crear y recrear discursos sobre lo que sucede en la sociedad con márgenes de credibilidad y cobertura mayores a los de otras  instituciones como la escuela, los partidos políticos, la iglesia y la misma familia. Esos  discursos son puestos en circulación y participan en complejos procesos de producción de significaciones sociales que inciden en la vida social y por ende afectan el desenvolvimiento de los conflictos en el país” 2

La insatisfacción de las necesidades debe entenderse entonces, desde la perspectiva de la interacción social e histórica en donde  la población afectada o en desventaja  se observa a contra luz  y desarrolla en si misma el descontento y la desconfianza hacia las políticas generalizadas ya sea del Estado o desde la sociedad. 

“Las formas de opresión y de exclusión contra las cuales luchan no pueden, en general, ser abolidas con la mera concesión de derechos, como es típico de la ciudadanía; exigen una reconversión global de los procesos de socialización y de inculcación cultural y de los modelos de desarrollo, o exigen transformaciones concretas, inmediatas y locales(por ejemplo, el cierre de una central nuclear, la construcción de una guardería  infantil o de una escuela, la prohibición de publicidad violenta en la televisión), exigencias que, en ambos casos, van más allá de la mera concesión de los derechos abstractos y universales”.3

En general las  dinámicas de apropiación y adaptación de la realidad, no son suficientes  para estas comunidades, los riesgos que se sufren son muchos ya que se hallan en condición de minoría, y la sensación de bienestar es solo aparente a la hora de considerarse actor o parte de la vida social. Los acentos más agudos o críticos en torno a las problemáticas se perciben en  los desajustes que la propia dinámica provee. La búsqueda de equilibrio  bajo el esquema ensayo – error, de  construir una vida digna, o una calidad de vida digna, innegable a todos los seres humanos, dentro del marco de las similitudes y diferencias de todo orden dentro de la sociedad y  bajo la lupa de estas dialécticas los procesos de equilibrio, no llegan a cumplirse a entera satisfacción para todos los individuos o grupos de ellos por condiciones estructurales o históricas que deben ser evidenciadas en el proceso de la investigación. “Dicha interacción entre sistemas simbólicos diferentes, puede generar contradicciones, en especial en situaciones donde estos  manejan lógicas con concepciones e intereses contrapuestos”.4

El  concepto de calidad de vida, mencionado atrás,   toma en cuenta la eficiencia en la prestación de  servicios   como los de salud, educación, el derecho a la vivienda  (o techo digno) en condiciones ambientales adecuadas para el desenvolvimiento del ser, la alimentación, el trabajo entre otras. Es un concepto fundamental que hace parte de la vida en familia y en comunidad claramente ajustados al momento en el que se vive, los  nuevos ritmos de vida, a las nuevas percepciones y el desarrollo e incursión de las nuevas tecnologías en el  hogar, la ciudad y los medios de comunicación, en donde por  último se deben considerar los efectos de la globalización en todos los ámbitos del ser y la sociedad: la  economía, la político, la sociedad y la  cultura.  A pesar de que este concepto de calidad de vida digna no se cumple a cabalidad en el país, se tiene como referente a la luz de los cambios acelerados, precisamente por  que parecen correr a un compás más acelerado frente a las situaciones propias de la sociedad las cuales tardan un poco para acoplarse a ellos.

La problemática social se hace  innegable en la medida en que complejiza las múltiples relaciones sociales  directas, indirectas y adyacentes a ellas, superando aunque no del todo,  el viejo paradigma dominante-dominado que sigue  presente como gestor de ideales de emancipación. Por tal razón hay que entender la realidad  como un rompecabezas en donde la opresión,  la exclusión, la vulneración de derechos,   no son las únicas fichas sobre la mesa y donde el  reconocimiento de las propias problemáticas no son suficientes para hallar las posibles vías de solución a las mismas. En  este sentido los Movimientos Sociales juegan un papel visibilizador o de reconocimiento de determinadas problemáticas sociales, donde la acción y los llamados de atención al estado y la sociedad civil se vuelcan sobre la necesidad apremiante de respuestas frente a las vulneraciones que se atacan o controvierten.

“La distancia de los NMSs con el estado es más aparente que real, pues las reivindicaciones globales-locales siempre acaban por traducirse en una exigencia hecha al Estado y en los términos  en que el estado  se sienta ante la contingencia política de tener que darle respuesta. Además, la prueba de eso mismo es que no es raro que los NMSs jueguen el juego de la democracia representativa, aunque sea por lobbying y por la vía extraparlamentaria; y entran en  alianzas más  o menos oficiales con sindicatos y partidos, cuando ellos mismos no se transforman en partidos” 5

Esta insatisfacción se describe en determinados contextos espaciales en donde el hombre es, hace, está, tiene y comunica, en el espacio; siente y supera sus necesidades  en el espacio; intercala y se confronta socialmente, en el espacio; por tanto, es definitivamente espacial. En tal sentido, las estrategias- concebidas, ejecutadas e inscritas en el cuerpo cultural del hombre- están dadas en un lugar específico que, junto a las condiciones sociales y culturales del entorno, contribuyen a definirlas, caracterizarlas, y dotarlas de un significado dentro de su sistema simbólico en las condiciones específicas de dicho lugar, por tanto, tiene un contenido determinado localmente. –El ser sería  entonces el lugar del habitar, y la casa, un terreno que el hombre se apropia para manifestar su ser-# donde aporta, debate desde esa dinámica holística y subjetiva que muchas veces entra en contradicción con las estructuras estatales, religiosas, ideológicas y sociales que coartan las intensiones de satisfacción de necesidades.

De acuerdo a lo anterior se entiende por contexto  social, aquel que  acoge las condiciones históricas, económicas, sociales, geográficas, ambientales, culturales de un conglomerado, (Comunidad, población, colectividad)  en donde se hacen evidentes aquellas  problemáticas que tienen que ver con: los recursos, políticas, actitudes, desempeños, coberturas etc.,  donde se hace indispensable la lectura trasversal desde otras disciplinas, ya sea la antropología, la medicina, las  ciencias de la salud entre otras. La problemática social se constituye en  definitiva, por  aspectos complejos, variadas  prolongaciones de problemas más visibles como la pobreza, el desempleo, la violencia etc., donde se hace indispensable identificar la diversidad de orígenes y  múltiples manifestaciones que particularmente  se dan  en consonancia con una  temporalidad histórica, sin la cual sería inadmisible construir un contexto.

En conclusión la investigación en cuarto semestre necesita comprender las condiciones que dan origen a las problemáticas sociales, los factores atenuantes o desencadenantes en cada caso, los roles desempeñados por los actores sociales y los efectos a corto o largo plazo sobre la comunidad. La problemática social debe referir a las dificultades o cuestionamientos que tienen que ver con particularidades dentro de una comunidad o grupo social, por lo tanto, tiene que ver también con los rasgos comunes  o sus diferencias dentro de una sociedad y  las diversas manifestaciones o puntos de vista sobre la realidad. Los temas Medio Ambientales, los cambios sociales, las nuevas redes sociales, los nuevos roles, la gobernabilidad, las nuevas percepciones sobre el individuo y la cultura, las nuevas representaciones, se constituyen en alternativas de indagación desde la comunicación y la historia que hoy por hoy tienen pertinencia en la academia y la cultura.


La pertinencia de la Investigación Histórica
La  problemática social debe verse como un proceso en el que intervienen infinidad de causas entretejidas en la realidad a estudiar. Estas causas se hacen evidentes en el contexto o dimensión social, en la interacción de los  diversos  factores  que complejizan la vida cotidiana de un conglomerado humano.

La investigación Histórica debe   superar el modelo en donde las Sociedad Humana está compuesta por dos esferas: una la objetiva en la que se hallan los aspectos socioeconómicos considerados de primacía causal y la otra la sujetiva donde se establece la cultura y que se deriva de la esfera anterior. 6

En investigación histórica  deben trabajarse aquellos conceptos fundamentales en la teoría social, por cuanto los temas  tienen que ver en esencia con aspectos sociales, por cuanto se busca “en una forma cualitativamente distinta entender el funcionamiento de la sociedad, de explicar la conciencia,  las acciones de los individuos,  de concebir la naturaleza, el génesis y los mecanismos de trasformación de las relaciones e instituciones sociales”7.

Hay que tener en cuenta que la investigación  histórica No da respuestas, su papel corresponde a desentrañar cuál de las causas ha tenido prioridad  en el desenvolvimiento de hechos posteriores, (evidentes hoy día) los cuales afloran  en el momento de la recolección de datos, en conversaciones con los actores en conflicto y en el mismo desarrollo de la exploración.

Para trabajar la problemática  se debe  partir de la descripción de lo observado en esa realidad referenciada, por lo tanto la indagación en fuentes secundarias permite navegar  hasta hallar puerto seguro, desde las áreas de competencia como pueden ser la sociología, la comunicación, la antropología, la geografía, la ecología e incluso la educación.
El paso a seguir en líneas generales  tiene que ver con  el  análisis de las posibles causas que han intervenido en el desarrollo de los acontecimientos sociales, buscando  a profundidad (desde la primera oportunidad y durante todo el viaje),   los orígenes temporales (cercanos o remotos),  de aquellas dificultades, vulneraciones, ausencias de estado, etc., que se   retratan en la realidad y que constituyen en sí mismas   el entramado  en conflicto.
En este proceso se permite constantemente e incluso se presenta como una exigencia de la investigación, el planteamiento de interrogantes desde la hipótesis  hasta los cuestionamientos metodológicos básicos en la búsqueda de esa verdad histórica y social. Por lo tanto,  dentro del planteamiento del problema se debe presentar la hipótesis (o supuesto de  trabajo) desde donde se iniciará  el recorrido y las posibles estrategias de investigación para acceder a la información  oculta por las condiciones históricas y sociales del problema.
Como última observación  se debe decir  que la  investigación histórica permite sugerir vías de acercamiento  a la problemática social en cualquier parte del mundo e incluso se hace elástica a la hora de sugerir  posibles soluciones, por lo cual el investigador debe tener claro el panorama sobre el cual va a desarrollar la propuesta.


Concepto: Los Actores Sociales. 8
Es importante llevar a cabo la aproximación al concepto de  Actor social fundamental en la tensión de significaciones:  se define sencillamente como el individuo, organización, entidad o  movimiento social que pertenece a un entorno social-cultural y / o político,  con el cual se interactúa y hacia el cual   se establecen posibles y variadas relaciones.
Cuando se piensa en el Actor Social  no se piensa en singular sino en colectivo ya que el concepto lleva implícita algún tipo de reflexión e intervención conjunta de donde precisamente  depende el éxito o fracaso del movimiento social, la acción  política y la visibilización de la organización o de individuos.
“Actores Sociales serían todos aquellos grupos, sectores, clases, organizaciones o movimientos que intervienen  en la vida social en aras de conseguir determinados objetivos propio sin que ello suponga una continuidad de su actividad como actor social, ya sea respecto a sus propios intereses como apoyar las intenciones de otros actores sociales.”9
  
Esta unidad (actor social) es útil en la medida que permite ubicar una situación particular frente a la realidad a observar, ya sea dentro de la estructura del Estado o fuera de ella, este escenario permite hacer evidente en dónde se entrecruzan identidades, necesidades colectivas, intenciones políticas, dificultades Sociales y a la vez permite percibir en  donde es posible proyectar diversos tipos de  acción, identificar las formas de conciencia colectiva (identidad) y visualizar las posiciones relativas acerca de  los otros en el mapa social.
    Hasta aquí se tiene claro lo que son los Nuevos Movimientos Sociales y su profunda relación con las problemáticas sociales, ambos factores permiten  profundizar en las diversas situaciones que dan origen al estancamiento  social, cultural, a las vulneraciones y formas de violencia que pueden ser gestoras de movimientos sociales o en el peor de los casos agudizar las dificultades que de por si, son causantes de descontentos.
  
Para ampliar en cuanto al tipo de actores que se pueden hallar en la realidad problematizada existen varios aspectos que los definen y tipifican están o se trabajan en cuarto semestre las llamadas redes sociales o sociogramas en donde a través  de las representación grafica y previa identificación se determinan la participación, cercanía o distancia  y el papel que juega  cada uno respecto de una problemática social. Por lo tanto hablar de los actores sociales implica hablar en este caso de determinadas proxémias sociales e identificaciones con un problema social.
    “El mapeo de actores descansa sobre el supuesto de que la realidad social se puede ver como si estuviera conformada por relaciones sociales donde participan actores sociales e instituciones sociales”10. En este sentido se identifican tres tipos de actores principales que pueden  describirse como sigue: 1.actores directos, 2.actores indirectos y 3.actores neutrales o distantes.
Los Actores directos son aquellos que se encuentran ‘afectados’ directamente por la situación observada, pueden ser individuos particulares o comunidades y tienen alta incidencia a favor o en contra del problema tratado. Los Actores indirectos corresponden a  aquellos que tienen una relación media con la problemática, así que la influencia de la situación sobre ellos se da a través de los actores directos. Por último los actores neutrales poseen distancia relativa de la problemática lo que los ubica fuera de las influencias directas e indirectas  por lo tanto en cierta medida  son imparciales o decisivas según su afinidad con los otros actores de la red.11

Concepto: La interacción social.

Además de las características propias de  un movimiento   social, en lo referente a sus dinámicas internas como la temporalidad, la especificación de roles y su autodefinición, cuando se piensa en el actor social, el adversario, el objetivo social y sus formas no convencionales de acción le confieren particulares formas de interacción social con el ámbito externo, ya sea estatal o no gubernamental, público o privado, individual o colectivo.

En tal sentido este eje  es el que  le otorga dinámica propia a los MS/NMS, ya que en dicha interacción las relaciones sociales se actualizan,  reproducen  y  reafirman  entre los distintos actores, de acuerdo a la distancia y afinidad con los otros con quienes se comparte la realidad.
La interacción se constituye como un “fenómeno  total” en tanto involucra a la sociedad y sus instituciones de acuerdo a las redes o nodos estructurados y bifurcados los cuales determinan una multiplicidad de relaciones y variedad de espacios de representación de la realidad.12

En torno a la Interacción social los sociogramas 13   interpretan   las relaciones entre los diferentes  actores, lo cual  permite acercarse en la comprensión profunda del fenómeno social a la vez que exige la definición e identificación de los principales grupos, movimientos, organizaciones, instituciones, comunidades e individuos  que intervienen en el entramado complejo de las problemáticas sociales. En este sentido se hace indispensable para comprensión  de la realidad tener presente la mirada desde lo mediático y su incidencia en las problemáticas sociales donde necesariamente se toman en cuenta los lenguajes y discursos de cada  actor frente a estos contextos problematizadores.

En este sentido los ámbitos de lo público, la ciudadanía y la convivencia se consideran como las esferas principales y circundantes  de todo proceso de interacción social las cuales permiten manifestar distintas forma de relaciones y comportamientos sociales así:

    *Lo público
Trasciende a la visibilidad ya que ella es implícita en el término como tal. Este ámbito integra al Estado y la Sociedad,  corresponde lo público al terreno de la acción posible  de los diversos actores sociales donde tienen cabida los contratos políticos, sociales culturales y las principales categorías de desarrollo  social   como son la  libertad, la cooperación, la  responsabilidad entre otros.
Por lo tanto  se relaciona  con las instancias gubernamentales y comunitarias donde su eje de acción esta determinado  por la política,  la economía,  y más recientemente por los medios de comunicación. Lo publico más que ser parte visible y social es también un terreno de lucha individual y colectiva donde los movimientos sociales y otros actores se ven inmersos para bien o para mal de acuerdo a las cuestiones políticas, sociales, culturales y económicas propias de su naturaleza dentro de la sociedad cambiante. 14


El concepto  de lo publico como tal se ve inevitablemente imbricado por las Tics en la sociedad contemporánea  donde estos cambios directos o indirectos afectan a la sociedad y al hombre desde el ambiente y las cadenas tecnológicas.  El ambiente  político se ha ampliado radicalmente por las nuevas tecnologías de la comunicación, en donde  la sociedad  hace uso de los recursos presentes para acercar comunidades o por lo menos para dar a conocer el sentido de lo que debe ser la acción. Desde el punto de vista de las comunicaciones y la información definen su  papel frente a la sociedad con las fuertes ingerencias, las  tendencias de cambio, las sugestiones ideológicas, las propuestas de desarrollo tecnológico las cuales se establecen desde lo mediático hacia la opinión y la lucha, no restringida exclusivamente a la plaza pública.

    *La convivencia
En su dinámica de movilizar a círculos sociales más amplios, un bajo grado de especificación  de roles, su alto nivel de integración simbólica y sus formas no convencionales de acción  ya sea individual o colectiva, lleva a que la interacción social de los MS/NMS despliegue  formas y escenarios complejos de  convivencia los cuales aglutinan más integrantes al movimiento que permite unirse a otros con objetivos similares.
En tal sentido, los MS/NMS  se constituyen en ‘agentes colectivos  pluralistas’ en los que el elevado grado de diversidad  interna,  la multiplicidad de corrientes, las distintas tendencias (formas) de acción, se constituyen en condiciones de convivencia real frente al conflicto, la otredad y la incertidumbre,  por oposición al unanimismo instituido y a las certidumbres de lo normalizado.

     La convivencia podría identificarse  en el amplio sentido del concepto con la armonía, la tolerancia, en particular al interior de los movimientos sociales, pero más particularmente  en lo que respecta a los sujetos sociales. “El concepto de sujeto en este sentido, en tanto sujeto de la transformación del todo social, presupone la articulación de los distintos actores comprometidos con ella.”15 Las relaciones entre sujetos se establecen en forma horizontal en donde se ve realmente la realización de la paridad social, el respeto a la diferencia es decir el verdadero sentido de la democracia.
A la hora de emprender una investigación de tipo histórico- social se hace indispensable una posición crítica frente a  la realidad identificada,  los problemas sociales, lo que permite desde esta óptica visualizar soluciones.  Hoy día  esta posición critica se amplia en torno a lo que se denominaría la convivencia mediatizada en donde las redes sociales y los movimientos en red cobran fuerza a medida que se hacen más amplios los canales de interacción entre individuos.


    *La ciudadanía
    Es la construcción de espacios y es el espacio mismo de la realización del hombre político y social. “Es aquel status que concede a los miembros de pleno derecho de una comunidad” 16. En este sentido el que todo MS/NMS tenga un adversario y un objetivo que apunta al tipo de orden social u organización social que desea obtener, los pone en el camino de la ciudadanía que en este caso se  interpreta como reivindicación de derechos y reconocimiento de deberes de un sujeto frente al poder, como lo plantea Garretón.
Ese ejercicio ciudadano, en tanto la ciudadanía se considera identidad superior de la vida pública en las sociedades democráticas, trasciende el reduccionismo de ejercerla a través de los procesos y los espacios de participación institucionales y normatizados, para situarlo en los escenarios de la esfera pública para hacerse visibles frente a las exclusiones de todo tipo del poder formal y de la tradición legal. Por lo mismo se puede hablar de ciudadanía Civil, Política y Social cada una constituida por derechos complementarios y fundamentales para la realización de la libertad y el bienestar de la sociedad.

Entonces la ciudadanía no es solo hacerse visible es también hacer consciente la posibilidad del ascenso al poder individual y social frente a una realidad problematizante.
La conciencia como ciudadanos es anterior a la identificación y se da en la comprensión de la realidad   y de las afectaciones que ella propicia en la comunidad y en el individuo. La identidad como ciudadanos se logra cuando a través de la práctica se ejercen los derechos inherentes a la condición de seres humanos. Entonces la ‘identidad colectiva’ construida como proceso histórico social, es el agente promotor de los movimientos sociales y a la vez es el sobrenombre que permite caracterizar a los actores distantes y cercanos que de una u otra forma tienen que ver con las problemáticas sociales.


En Síntesis, lo publico, referido a  la acción posible individual y colectiva; la convivencia como aspecto de integración simbólica en redes sociales; y la ciudadanía como realización del hombre político y social, hacen de la interacción un espacio  donde pueden introducirse la lucha y el cambio, la democracia y la participación como elementos continuos de producción de nuevos  vínculos a razón de la multiplicación de redes y la proliferación de ellas. Por lo mismo la interacción social es mucho más compleja y variada. En ella los aspectos mediáticos, las percepciones del otro, las distancias con los demás actores,  los distintos puntos de vista que se entrecruzan, hacen más compleja la realidad, por lo tanto se hace necesario ejercer la mirada microscópica de los fenómenos sociales percibidos a gran escala.

Recapitulando Actor social se define  como el individuo, organización o movimiento que pertenece a un entorno social/cultural y / o político,  con el cual se interactúa,  y desde el cual   se establecen relaciones  entre si y con la realidad problematizante o  que  en este caso denominamos  contexto socio –histórico de la problemática social.
Respecto del actor social cabe hacer un paralelo con el concepto de sociedad el cual está profundamente imbricado en  “el proceso de investigación histórica para poder Comprender, interpretar y reconstruir el pensamiento y el universo mental de los actores sociales”. 17
El sujeto social se comprende como agente Histórico, donde como individuo es portador de una conciencia racional - autónoma y sus acciones se explican  por intensiones explícitas que las motivan. En este sentido el agente social es portador de una subjetividad preconstituida que se hace útil en la practica social.  La sociedad se presenta en este esquema como la suma de individuos cuyas intensiones (causas) son la base de la conciencia social.
Respecto de la subjetividad que porta el agente social, aquel es reflejo o expresión de un  contexto social, cada individuo nace inserto en un mundo social, en donde hay una producción de significados  (unos discursos sociales),  donde la  individualidad también hace parte de un todo y por lo tanto no se  puede desprender de su nicho social. Las causas de las acciones de estos agentes históricos no solo trascienden  al individuo  sino que no pueden ser desconocidas.

El actor social (agente) se  asimila a los individuos  que gestan  reflexión, participación y movilización en distintas facetas político-sociales. En este sentido el actor social está ligado a acciones que buscan la posibilidad de lograr reivindicaciones, frente a un contexto arbitrario o simplemente desconocedor de su realidad. Por lo tanto el actor social no se piensa en singular sino en colectivo ya que de ahí depende el éxito o fracaso de la movilización.  Esta unidad ( actor social ) es útil en la medida que permite ubicar una situación particular frente a la realidad a observar, ya sea dentro de la estructura del Estado desde donde se entrecruzan identidad, necesidades colectivas, intenciones políticas o en la Sociedad donde pueden proyectar diversos tipos de  acción, formas de conciencia (identidad colectiva), visibilizar creencias y valores, todos los cuales delimitan sus intereses frente a las estructuras legislativas y políticas en situación de oposición  a los suyos.

El actor social tiene que ver con las acciones o posibles acciones que se dan en un entorno social-político-cultural etc, tendientes a lograr metas  individuales y/o colectivas dentro del marco de las mencionadas necesidades insatisfechas.
La definición del actor social  en términos de oposición y contradicción  frente a otras miradas  complejizan  la realidad problemátizante, pero estos términos solo se pueden comprender  desde y a través de acciones que están simbólicamente mediadas.  Por lo  tanto la posición que cada uno asume está siendo traducida desde las bases del contexto que puede promover o no manifestaciones acordes con la situación histórica, cultural o social  relativa a un conglomerado.
En esta situación el papel del actor social es  protagónico frente a los  otros con los que comparte la circunstancia  de tensión que puede empeorar o disolverse desde la vía política o social.

Diagrama de Venn

Ilustración usada en matemáticas con aplicación en las ciencias sociales y humanas para representar relaciones entre sujetos, en el caso del trabajo modular, se refiere a los distintos tipos de relaciones que se pueden establecer o se establecen entre los  distintos actores sociales.
En matemáticas  su uso se restringe a la teoría de conjuntos  donde se representan la intersección, unión etc. En ciencias sociales, las relaciones que se representan tienen que ver con la problemática social y  entre agentes vinculados al mismo que pueden ser: coyuntural, indirecta y directa entre otras.

El diagrama o mapa de relaciones permite establecer la situación de cada actor frente a la problemática social a través de la distancia entre ellos y el  tamaño de la representación grafica de los involucrados con el contexto problematizante. En el ejercicio de la representación de estos actores y su situación frente a cada uno se presenta información sobre intereses, distanciamientos y posiciones encontradas o comunes en el contexto particular a trabajar.
Las relaciones entre agentes históricos en un sistema social se pueden considerar “tanto el medio como el resultado de determinadas practicas significativas, pues la acción reproduce la estructura y a la vez la crea” 18.
Tratar de establecer vínculos de interacción es una preocupación de la historia social y sociocultural, por tanto la representación debe dar cuenta del funcionamiento o el cambio en el contexto establecido para la Investigación.
Se debe tener claro que “Las  relaciones sociales no quedan establecidas de una vez por todas, sino que están abiertas y sometidas a una recreación continua por parte de los miembros de la comunidad. Y de ahí que para que las identidades sociales se constituyan y devengan agentes históricos no basta con que existan en el plano de la estructura socioeconómica (un requisito del que, por supuesto, los historiadores socioculturales jamás prescinden), sino que han de cobrar vida consiente mediante un acto de autoidentificación en el que sus miembros reconocen los interese que por su posición social entraña y comienzan a actuar en consecuencia. Es decir, que aunque las propiedades identitarias son socialmente intrínsecas, las identidades son históricamente concretas y , por tanto, no son esencias sociales, sino realizaciones culturales.  La posición social , es sin duda, una potencialidad objetiva de unidad, una identidad probable, pero dicha potencialidad puede o no cristalizar en sujeto, pues es en el curso de la práctica social, que es siempre significativa, donde los individuos establecen los lazos, trazan los contornos identitarios que los convierten en agentes y donde el sentido objetivo de las condiciones sociales se transmuta en sentido vivido” 19.

Cada actor es portador de unos intereses que son de carácter objetivo y que se hacen manifiestos y se traducen en la acción cuando los sujetos históricos los disciernen o reconocen en la práctica.  Así,  el tipo de relación  de subordinación, dependencia y de poder, no implican forzosamente los aspectos económicos, sociales o culturales. Hay que establecer las claramente las relaciones de tipo simbólicas, y por tanto no solo de dominación  o subordinación  política, sino aquellas que emergen del conflicto o de la contraposición de posiciones, en donde en mayor o menor grado, están implícitos determinados reconocimientos identitarios.
En conclusión la representación grafica de la problemática social  debe pensarse con detenimiento según las múltiples relaciones establecidas desde la realidad trabajada, es decir, desde el desvelamiento activo de las condiciones sociales en donde los múltiples significados  se entrecruzan, manifiestan, se disciernen o se reconocen.

1.  De Sousa Santos, Boaventura. Articulo:  Los nuevos Movimientos Sociales. En Osal septiembre 2001, pg 179.
2.   Barón, Luis F. Representaciones sobre el conflicto armado y sus actores en audiencias de medios masivos de Comunicación. Proyecto de Investigación CINEP Bogotá, 2001. Citado por Fabio López de la Roche en Comunicación y Cultura Diálogos de Pensamiento Estratégico.  Comentario al Documento de Germán Muñoz. Universidad Central. 2003.
 3.    Ibidem, pg 180
4.     Franco, Francisco Javier. Cuerpo, lugar de vida y cosmología. Las dimensiones culturales del Espacio. Facultad de Ciencias Humanas. Universidad Nacional de Colombia. Santa fe de Bogotá 1.996 pg  8
5.     Op cit  pg 180
6.     Op cit pg 9
7.     Cabrera, Miguel Ängel. Historia, lenguaje y Teoría de la Sociedad. Editorial Fróntesis. Cátedra Universidad de Valencia. Madrid 2001 pg  13.
8.      Ibidem pg 11
9.      Rauber, Isabel. Actores Sociales, Luchas reivindicativas y Política Popular. En Rebelión: Pasado y Presente XXI Quinta Edición (digital) 2001.*Documento Modular trabajado en la FCSP. Universidad Santo Tomás Bogotá. II. Actualización de la tensión conceptual a cargo de la profesora Elizabeth Plazas.
Se sugiere este término por su significación de oposición, por considerar que el enemigo es demasiado tajante cuando se habla de seres humanos o comunidades humanas donde por principio son iguales. Se añade también la posición Tomista- humanística  de la facultad, la cual boga por la construcción de paz incluso desde el lenguaje donde  los términos que se utilizan deben aproximarse más que a la imagen de disociación al bien común.
10.    Pozo Solís,Antonio. Mapeo de actores. Lima  Febrero de 2007 Disponible en la red.
11.     El autor de este documento propone una matriz de actores en donde se clasifica y se hace mas especifica la situación de cada actor respecto de la realidad observada.
12      Los sociogramas y su uso en las ciencias sociales.
13      Estos esquemas se trabajan en la definición de las redes sociales y relación entre actores. También son llamados mapas sociales o diagramas de Venn.
14.     Sartori, Giovanni. La Política. Lógica y método en las ciencias sociales.. Traducción Marcos Lara. FCE México 1984 pg 225ss.
15.     Op Cit Rauber, Isabel.pg 5.
16.      Díaz Velásquez, Eduardo. Citando la obra de T. H. Marshall. Ciudadanía y Clase social. En El estudio Sociopolítico de la ciudadanía: Fundamentos teóricos. En Revista Sociológica  de Pensamiento Crítico. Intersticios. Universidad Complutense de Madrid. Vol 3(1) 2009.
17.      Ibidem pg 21 ss.
18.      Ibidem pg 28
19.      Ibidem pg 30 31 

Bibliografía
-De Sousa Santos, Boaventura. Articulo:  Los nuevos Movimientos Sociales. En Osal septiembre 2001.

-Barón, Luis F. Representaciones sobre el conflicto armado y sus actores en audiencias de medios masivos de Comunicación. Proyecto de Investigación CINEP Bogotá, 2001. Citado por Fabio López de la Roche en Comunicación y Cultura Diálogos de Pensamiento Estratégico.  Comentario al Documento de Germán Muñoz. Universidad Central. 2003

-Franco, Francisco Javier. Cuerpo, lugar de vida y cosmología. Las dimensiones culturales del Espacio. Facultad de Ciencias Humanas. Universidad Nacional de Colombia. Santa fe de Bogotá 1.996

-Cabrera, Miguel Ängel. Historia, lenguaje y Teoría de la Sociedad. Editorial Fróntesis. Cátedra Universidad de Valencia. Madrid 2001

-Documento Modular II. Actualización de la tensión conceptual a cargo de la profesora Elizabeth Plazas, 2009

-Rauber, Isabel. Actores Sociales, Luchas reivindicativas y Política Popular. En Rebelión: Pasado y Presente XXI Quinta Edición (digital) 2001

-Pozo Solís,Antonio. Mapeo de actores. Lima  Febrero de 2007 Disponible en la red.
-Sartori, Giovanni. La Política. Lógica y método en las ciencias sociales.. Traducción Marcos Lara. FCE México 1984

-Díaz Velásquez, Eduardo. Citando la obra de T. H. Marshall. Ciudadanía y Clase social. En El estudio Sociopolítico de la ciudadanía: Fundamentos teóricos. En Revista Sociológica  de Pensamiento Crítico. Intersticios. Universidad Complutense de Madrid. Vol 3(1) 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada